revestimientos pvc almacenes

Ventajas del revestimiento para almacenes de PVC

Durante la época de los 70 fue desarrollado en Europa un nuevo material con propiedades únicas para decorar los muros interiores de las viviendas. Se trata del policloruro de vinilo, mejor conocido como PVC y desde entonces su uso se ha ampliado, tanto que en la actualidad podemos utilizarlos como revestimiento para almacenes. Este auge es debido a sus versátiles características para la seguridad y la estética.

¿Es seguro usar revestimiento de PVC en almacenes?

El uso del PVC se ha mantenido vigente en las últimas cinco décadas, por tanto la seguridad de este material ha sido más que demostrada. Es por ello que en la actualidad ha ganado un buen espacio dentro del área de construcción en la mayoría de los países.

Asimismo, está ampliamente demostrado que los paneles de PVC presentan una reacción positiva en el caso de ocurrir un incendio, por lo cual está catalogado como producto no inflamable. Además, con los años los paneles han sido mejorados para ir acorde con las normas y necesidades ambientales.

Igualmente, el revestimiento de PVC para almacenes ha avanzado mucho y su colocación resulta sencilla, solo se deben pegar de forma directa sobre superficies lisas, como aquellas hechas con yeso o tabiques. Si la idea es colocarlos en muros desiguales así como rugosos, debemos fijar los paneles en una especie de armazón con cola, grapas o clavos. De esta forma, quedará totalmente seguro el almacén que queremos revestir.

¿Qué ventajas podemos encontrar al usar PVC para el revestimiento de almacenes?

De un revestimiento de PVC podemos obtener muchos beneficios, ya que además de facilitar la decoración, este material puede ofrecer aislamiento térmico y acústico, en los almacenes que muchas veces suelen ser áreas bastante frías. Igualmente es muy útil para arreglar desperfectos que hayan aparecido con el paso de los años en estos lugares. Adicional a ello, el PVC garantiza las siguientes ventajas:

1. Es impermeable

Una de sus virtudes más destacadas es la gran resistencia que poseen contra la humedad. Es decir, los paneles de PVC no se deterioran ante la presencia de humedad, porque son impermeables y ayudan a contrarrestar el moho. Por ello, son ideales para colocarlos en almacenes donde muchas veces encontramos estos agentes que dañan las estructuras.

2. Es un material económico

A pesar de su gran demanda sigue siendo un producto económico. Esta característica es una excelente ventaja, debido a que cuando se trata de remodelar o construir desde cero, el presupuesto suele ser bastante elevado. Por esta razón, el PVC puede significar un buen alivio para nuestro bolsillo.

3. Instalación rápida

El revestimiento de almacenes puede ser muy sencillo con el PVC, debido a que se trata de un producto fácil de manipular. Incluso, se puede cortar fácilmente a la medida que se requiera y en comparación con otros materiales, ahorraremos mucho tiempo en su instalación. Además, es un proceso que podemos hacer nosotros mismos.

4. Garantiza la higiene en paredes y pisos

Con el PVC lograremos la combinación entre estética e higiene, esto es debido a que los paneles son superficies lisas donde la suciedad no tiene cabida a través de los poros o ranuras. Con ello nos aseguramos de eliminar el moho y las bacterias de nuestro almacén. Esto también se traduce en el poco mantenimiento que requieren, ya que pasando un paño, las paredes o pisos quedarán totalmente limpios.

5. Es totalmente reciclable

En el caso de que se quiera cambiar los paneles de PVC del almacén, su reciclaje está 100% asegurado. Incluso, las láminas pueden ser depositadas como un producto plástico en todos aquellos centros de reciclaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.