recuperacion economica malaga

La recuperación económica en Málaga es un hecho

¡Málaga imparable! Desde hace ya unas décadas Málaga se encuentra a la cabeza en España en lo referente a trabajo y economía, turismo y gastronomía, ocio y cultura, etc. Ha superado en oferta cultural a ciudades como Barcelona, y es un referente en tecnología y telecomunicaciones, con proyectos tan interesantes y vanguardistas como el Máster en Big Data e Inteligencia Artificial de la UMA. Solo la pandemia que hemos sufrido estos dos años y medio ha logrado detener la expansión económica y cultural de nuestra tierra, pero la recuperación es un hecho a día de hoy.

La mejor forma de comprobar esto es observando el número de obras y reformas que se ven en nuestras calles y localidades de nuestra ciudad. La época estival está a la vuelta de la esquina y han disparado la venta de muebles para terraza y jardín, pero además se ven más piscinas que nunca, láminas de control solar, cortinas de cristal y cerramientos acristalados, etc.

Las ciudades que más auge están teniendo son Málaga centro y Marbella. Por ejemplo, el número de administradores de fincas en Marbella se ha disparado en los últimos años y la actividad comercial en la ciudad marbellí es frenética. Esta ciudad de la parte occidental de Málaga es motor económico de toda la provincia.

Podemos tener en cuenta algunos datos a nivel nacional (que se reflejan también en nuestra ciudad) para darnos en cuenta de la evolución en el sector de la construcción y reforma. En el año 2008, en plena crisis financiera provocada en gran parte por las políticas de nuestro Gobierno, el sector de la construcción en España contaba con la friolera de 2,1 millones de trabajadores. Sin embargo, el año pasado este número era solo de 1,3 millones.

Sin embargo en año la recuperación es evidente, impulsada por ciudades como Málaga y Granada, y el sector de la construcción y reforma ha colocado en nuestro país a más 50 centros de formación (Fundación Laboral de la Construcción en España). Con esta acción se desea aprovechar los fondos que provienen de Europa y así formar a más de 200.000 trabajadores, para su incorporación más adelante al mercado laboral de la construcción.

 El presidente de la Fundación Laboral de la Constricción (y de la patronal), Pedro Fernández Alén, ha asegurado que el objetivo que se persigue es acoger a todos los trabajadores que actualmente están en ERTE en nuestro país y que se dedican al sector turístico o el hostelero para poder formal a profesionales en las nuevas técnicas de construcción, que ya se emplean en este sector desde hace tiempo.

«El sector no vive solo de carretillas, ladrillos y arena, sino de una carrera verdaderamente profesional que combina modernidad, sostenibilidad y maquinarias sofisticadas y complicadas de usar», defienden desde la Confederación Nacional de la Construcción (CNC).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.